22 octubre, 2021
22 octubre, 2021
22 octubre, 2021

Un tribunal en Rusia condenó a una mujer estadounidense-israelí a cumplir siete años y medio de prisión por posesión de drogas y cargos de contrabando. Uno podría suponer que la mujer fue atrapada tratando de introducir cantidades masivas de cocaína en el país, pero en realidad fue atrapada con una cantidad mínima de nueve gramos de marihuana penalizables en Rusia.

La policía rusa detuvo a Naama Issachar en abril, una joven de 25 años con doble ciudadanía estadounidense e israelí, después de descubrir un aproximado de 9,6 gramos de cannabis en su bolsa. Naama viajaba de Nueva Delhi a Tel Aviv, y solo estaba haciendo una escala en Rusia. Issachar admitió ser dueña de la hierba, pero se declaró inocente de los cargos.

Un cargo simple por posesión de drogas solo resultaría en una sentencia de prisión de varios meses, pero se exige una sentencia de ocho años por el cargo de contrabando de drogas. A principios de mes se tomó la decisión de que Isacar, quien ha estado en prisión durante los últimos seis meses, será sentenciada a otros siete años y medio en la cárcel en Rusia.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel aclara que ve con seriedad el veredicto y considera la sentencia desproporcionada, dado que Naama es una joven sin antecedentes penales. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu confirmó que él personalmente discutió el caso de Issachar con el presidente ruso Vladimir Putin.

Oficiales rusos se acercaron a Israel para ofrecer un intercambio de prisioneros, en el que Issachar quedaría en libertad si Israel liberaba a Aleskey Burkov, un especialista ruso en tecnología que fue arrestado en 2016 a petición de Interpol. A diferencia de Issachar, Burkov fue arrestado por crímenes, empezando por una estafa de millones de dólares americanos.

Actualmente, Burkov se encuentra en proceso de ser extraditado a los Estados Unidos para enfrentar cargos de sus crímenes. Netanyahu y Putin habrían discutido un acuerdo de intercambio de prisioneros, pero Israel finalmente decidió no hacerlo, ya que el proceso de extradición ya había comenzado, y no se desea ir en contra de las leyes de Estados Unidos.

Ahora que el acuerdo está fuera de la mesa, no está claro si Issachar tendrá que pasar los próximos ocho años de su condena en una prisión rusa. A partir de ahora, parece que lo hace. Sin embargo, The Moscow Times informa que la oficina de Netanyahu dijo que continuarán haciendo todo lo posible para liberarla y devolverla a su familia lo antes posible.

Issachar no es el única turista que ha sido encarcelada por portar con marihuana en un aeropuerto ruso. En septiembre, la policía rusa arrestó a una estudiante universitaria estadounidense por traer una pequeña cantidad de marihuana medicinal al país. La joven aún no ha sido sentenciada, pero permanece detenida en prisión hasta la fecha del juicio.

– E.D. 420

Avatar

ALV & 420

Club de entretenimiento para adultos.

Ver todos los posts

¿Qué tienes que decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *